LA PLANTA DE ALOE VERA, LA MÁS DESEADA PARA LA CARA.

Durante siglos, el Aloe Vera, ha sido el secreto de belleza en muchas zonas del planeta.

Allí donde más nos preocupa que la piel esté en condiciones optimas, nos brinda muchos beneficios: regenerando, limpiando, suavizando, alisando, desinflamando, hidratando…

Podríamos seguir enumerando sus propiedades, sin embargo tan solo probarla una sola vez nos devuelve un resultado tan bueno, que no hace falta argumentar mucho más.

Una manera muy eficaz, es usar el gel de Aloe Vera con aceites, llenas también de propiedades asombrosas. Puede ser el aceite de coco, el de rosa mosqueta, el de oliva, karité o aguacate.

Si ponemos algunos esenciales, podemos evitar el molesto olor y proteger la parte de nuestro cutis que más sufre por la contaminación, sobretodo en urbes como Madrid, Barcelona.

Resguardar la cara del sol, el frío o cualquier inevitable extremo que afecte el aspecto o la salud, que básicamente es lo mismo.

ARRUGAS

Las arrugas aparecen en pieles que se ven expuestas a eso factores que hemos comentado a lo largo de los años, ponerlo para ir a dormir y al levantarse, la mayor parte de los días, nos ayudará notablemente.

No hace falta comprar cremas caras cuando existen en la naturaleza, regalos de este calibre.

Ayuda a la producción de células que forman colágeno, por esto actúa sobre las existentes y frena la formación de nuevas.

A continuación pongo las cantidades adecuadas de complementos para el gel puro, es importante comprar uno sin aditivos como hemos explicado en la página de inicio, si se usa la planta, quitarle la aloína para uso diario.

Prueba siempre primero en una pequeña parte, un porcentaje muy pequeño de personan presentan una alergia a la planta.

Las arrugas en una piel cuidada, son un signo de agradecer, significa que tenemos el privilegio de seguir viendo el sol cada mañana, hay que disfrutar de cuidarse con la tranquilidad de contribuir a comprar productos naturales y efectivos, rituales de cariño que nos damos, conscientes de lo mucho que nos lo merecemos.

Hay cremas con Aloe con los mejores ingredientes, si no tienes tiempo o quieres probar las formulas reforzadas de los laboratorios que extraen la pulpa.

Además hay serum para reforzar aún más los resultados.

MANCHAS

Debido al sol, por bacterias, quemaduras, acné y otros muchos desencadenantes, se forman marcas. En la cara molestan aún más.

Los componentes y la sinergia entre ellos, como comentamos en la descripción de los mismos, tienen el poder de des-pigmentar e inducir a la piel a recuperar el estado anterior.

Aplicar con constancia, siempre antes probar en una zona si nuestra piel lo tolera, tantas veces sea necesario, durante unos meses.

En caso de piel seca, con bastante aceite de rosa mosqueta, un poco menos u otro tipo, como el aceite de laurel o limón, si tenemos piel grasa, nos demuestra que potente es.

LIMPIEZA

Uno de los componentes más importantes a la hora de limpiar son las saporinas, es como un jabón, nada agresivo y su acción bacteriana, antifúngica hacen el resto del trabajo.

Al igual que para las manchas, aplicar tanto como sea necesario tras probar con un poquito. Esta vez yo pondría algo de aceite de oliva o de almendras con unas gotas de aceite esencial de laurel. Se puede comprar un jabón natural de Aloe o añadir un poco a un buen jabón líquido neutro.

ACNÉ

Mucho de los problemas de acné están relacionados con bacterias, hormonas y drenaje de la piel, en estos casos, tomar aloe por las mañanas también ayudaría muchísimo.

El aloe natural con algunas gotas de aceite de laurel o del árbol del té, sería la combinación perfecta, para limpiar y tratar el Acné, liberando a los poros de la suciedad, mitigando las manchas que deja.

Actúa internamente y externamente, en todas las capas de la dermis. Es importante ver primero como reacciona la piel al aplicarlo, poniendo poco en una sola zona.

Muchísimos adolescente se queda asombrados del efecto que tiene. Se puede aplicar cuantas veces se desee . Hacer limpieza con un jabón de aloe, árbol del té, limonero.